2 claves para el teletrabajo en cuarentena

  • por

Las recomendaciones en un escenario “normal” de teletrabajo no aplican en su mayoría para el escenario actual, donde millones están teletrabajando como consecuencia de las medidas de confinamiento y cuarentena que los gobiernos alrededor del mundo están tomando para mitigar el efecto del Covid-19.

¿Por qué?

En un escenario normal, parte del proceso que una empresa establece para darle la oportunidad a un colaborador a trabajar desde casa, es la revisión de su perfil para establecer el mejor acuerdo y la dinámica que genere el mejor balance posible entre la parte personal, familiar y laboral, garantizando que la persona cuenta con todas las herramientas, ayudas e implementos para realizar sus labores de forma productiva.

Sin embargo, en esta situación el único acuerdo posible es el de estar 100% en casa, y claro, es importante mantener una rutina sana y enriquecedora para el trabajo, pero lo más importante es entender que cada persona vive en situaciones personales y de hogar diferentes: No es igual la experiencia para una persona de 35 años, que vive sola y tiene un estudio es su apartamento,  a una persona que vive en pareja, probablemente los dos teletrabajando, con hijos y tal vez con otros miembros de la familia compartiendo el hogar.

El reto es lograr un balance teniendo en cuenta que las necesidades y situación de cada trabajador son diferentes y finalmente cada cual debe “arreglárselas” para establecer la rutina y prácticas que que mejor le funcione.

Aún así, creemos que existen 2 recomendaciones  globales que pueden aplicar a cualquier persona sin importar su situación y que le pueden ayudar a sacar adelante esta experiencia de teletrabajo como contingencia.

2 Consejos

Descansos mentales:

La agenda, nuestro calendario, ese que cada día nos transporta de actividad en actividad, de reunión en reunión y que muchas veces con solo mirarlo se transforma en una fuente de ansiedad y estrés, cobra un papel protagónico ahora que nos enfrentamos a un sin número de reuniones virtuales, videollamadas, bombardeo de mensajes por cualquier medio, email, Slack, Skype, Whatsapp… en fin.

Es importante trabajar en este calendario para convertirlo en nuestra agenda de balance vida trabajo. Para esto, es importante encontrar momentos para nuestros descansos mentales, que a diferencia de tal vez las mayoría de recomendaciones que se pueden encontrar, nuestro consejo es que sean espacios para no hacer nada.

Si, espacios para simplemente no hacer nada, que son fundamentales para desconectarnos de este bombardeo a todo nivel que estamos experimentando. Sorpresivamente, muchas personas se están dando cuenta que los espacios del día que menos disfrutaban, como por ejemplo los traslados hogar-oficina-hogar, en realidad eran espacios donde podían poner su mente a “descansar”. En redes sociales se encuentran cada vez más comentarios como:

“Es mi impresión pero trabajando en casa al final del día me siento mucho más cansado que yendo a la oficina”

 

“El trabajo en casa podría hasta ser divertido si no todo lo demás en la vida tuviera que hacerse desde casa”

Y afirmaciones como las anteriores sólo confirman la necesidad de tomar control sobre nuestras agendas y de forma consciente encontrar espacios durante el día para no hacer nada.

Tal vez es mucho más difícil encontrar estos espacios de descanso mental para una persona que comparte su hogar con su pareja, que también teletrabaja, y sus hijos que también están en casa a tiempo completo.

Para estas personas nuestra recomendación es compartir y coordinar estas agendas con los demás miembros de la familia. Mantener una comunicación clara y transparente es esencial para lograr llevar el día a día sin caer en la desesperación.

Y claro, lo mismo aplica para las comunicaciones con los compañeros de trabajo, quienes a cada uno según su situación, se estarán enfrentando a los mismos retos que nosotros.

Keep it simple:

Y lo ponemos en inglés porque hay términos que nacieron en esta lengua que al intentar traducirlos se produce todo un lío. 

Y es precisamente eso lo que queremos recomendar en este punto: Mantener todas nuestras actividades y nuestra agenda lo más simple y sencilla posible, evitando la sobre-saturación de planes para hacer ejercicio en casa, aprender a hacer 15 nuevas deliciosas recetas y leer la saga completa de Game of Thrones, todo, mientras termina la cuarentena.

Qué es importante el ejercicio físico? Si.

Qué es prioritario compartir con la familia y los amigos? Por supuesto.

Qué es importante tener tiempo para entretenernos? Indudable. 

Pero cantidad, como ya sabemos, no es necesariamente significado de calidad. Y en este momento, sobre todas las cosas es importante la calidad, para que cada actividad que hagamos aporte al balance vida-trabajo que tan dificil es encontrar por estos días.

Así, mantengamos el espacio de nuestra agenda, dividido únicamente en 5 grandes grupos: Trabajo, alimentación, ejercicio, entretenimiento y familia. Sin fijarnos objetivos demasiado ambiciosos en cada aspecto y sin mayor detalle. Cada día, en cada punto, nos permitirá descubrir hasta dónde podemos llegar hasta terminar la contingencia.

Otro punto importante, aplicado principalmente al ámbito laboral, es estar muy pendiente de la saturación de videollamadas. Es normal que los equipos de trabajo intenten simular al máximo la experiencia del trabajo en la oficina, manteniendo a las personas conectadas por gran cantidad de horas.

Aquí es necesario aplicar las buenas prácticas de las reuniones en oficina para que estas sean cortas, productivas y en cantidad suficiente. Recordemos keep it simple.

Para finalizar y complementar las anteriores recomendaciones, te compartimos el siguiente video sobre una nota realizada en la emisión de noticias de la cadena colombiana Canal Caracol unos días atras:

Esperamos que estos dos sencillos consejos les permitan tener una experiencia de teletrabajo en cuarentena más enriquecedora, para que al final, cuando poco a poco las actividades vuelvan a la normalidad, más compañías se animen a crear experiencias de flexibilidad laboral altamente personalizadas que revelen el verdadero potencial de cada uno de los trabajadores.