Historia del Teletrabajo

  • por

En los  años 70 el físico Jack Nilles, durante la crisis del petróleo crea e implementa el modelo de teletrabajo en una aseguradora en 1973, a partir de terminales sencillas a estaciones remotas de la sede principal. Su idea nació de investigaciones sobre el impacto que tendría la información en la sociedad y como optimizar los recursos no renovables, con el objetivo de ahorrar energía evitando desplazamientos que provocaran consumos derivados del petróleo.

Jack, consideraba que las personas podían trabajar usando las comunicaciones remotas, basadas en la tecnología para evitar desplazamientos. Hacía los años 80, el desarrollo tecnológico conduce a un paso importante en la disposición del teletrabajo en las empresas. Algunos países europeos, deciden adoptar el nuevo modelo para equilibrar las altas tasas de desempleo y fomentar la apropiación de las nuevas tecnologías.

Para esto, fue necesario mejorar la infraestructura técnica de telecomunicaciones en las organizaciones, y establecer metas con los teletrabajadores para la implementación exitosa y sostenible. Mediada por la descentralización, el recorte de gastos y la agilización de servicios, según John Dvorak columnista y locutor de tecnología e informática.

Las empresas descubrieron que el teletrabajo ofrece ciertos beneficios que aportan a la organización y a los empleados. Las tecnologías digitales y las telecomunicaciones son de gran ayuda en el diseño, la fabricación, el marketing y en el manejo gerencial de un negocio, generando rentabilidad y rendimiento en lo que se refiere a la reducción de costos y mejoras en la productividad; por la flexibilidad y descentralización en la organización. Proceso que ha contribuido al crecimiento del autoempleo y al fomento del desarrollo de las infraestructuras de las comunicaciones, en un entorno competitivo integrando a grupos tradicionalmente menos favorecidos y al uso y aplicación de las nuevas tecnologías.

Hoy en día, gracias a la pandemia del Covid-19 es importante que nos preparemos para la evolución acelerada del teletrabajo, el cual lleve de forma efectiva estrategias de flexibilidad laboral en las empresas de forma sostenible, personalizado y de forma creciente.